miércoles, 10 de junio de 2009

Porque ojear y hojear no es lo mismo ¬¬

Hace algunos días estaba ñoñeando con un amigo, quien en algún punto me comentó de lo mucho que le molestaban ciertos aspectos ortográficos del idioma, como los acentos, la letra "h", las peculiaridades de las letras "c" y "g", entre muchos otros. 

Todos en algún momento hemos sufrido un percance con estas dificultades del idioma, yo en lo personal de chiquita tuve problemas con la "h" y los acentos, en ese momento genuinamente deseé que no existieran y le rezaba todas las noches a la Real Academia de la Lengua para que las expulsara del idioma como si fueran borrachos incómodos dentro de una fiesta recatada. 

Al paso del tiempo me di  cuenta de su encanto, pero sobre todo de lo útiles que son y eventualmente se convirtió en mi obsesión que las personas escriban correctamente, lo cual desencadenó en mi necesidad de comunicarles que "haya" "halla" y "allá" son cosas diferentes. 

Bueno regresando a la conversación con mi amigo, el sujeto X comentaba lo mucho que le gustaría que desapareciera la letra "h", le parece inservible y en algunos casos hasta ridícula. Yo en lo personal sufriría mucho si la letra "h" desapareciera, le he agarrado un gusto muy particular y me parece jocosa, está ahí calladita, entra las demás letras como guardando un secreto. 

También hay ciertas palabras que no serían lo mismo sin la "h", mi ejemplo favorito es ojear y hojear. 

Ojear deriva de ojo, y significa "mirar rápida y superficialmente a un objeto o persona". Por otro lado, hojear deriva de la palabra hoja (obviamente), y significa "pasar rápidamente las hojas de una publicación". Aunque son semejantes, realmente son conceptos distintos, y sin la letra "h" no habría forma de diferenciarlos, y quién puede vivir en un mundo en que ojear y hojear sea la misma cosa. 





3 comentarios:

Víctor Miguel dijo...

Me gustó mucho la ironía con que hablas sobre acentos y los omites en una palabra, dándolos a una que no había menester dellos. Fue un detalle especial y carnavalesco.

Yo no podría vivir en un mundo donde aya y haya fueran los mismo, así que comparto contigo el temor a que la hache desapareciese. En realidad creo que quienes deben desaparecer son los que han demostrado una lamentable competencia lingüística en el uso del castellano. La reina de las lenguas no puede albergar hablantes mediocres.

Besosos.

Pinkrobot dijo...

soy una persona egoísta y como tal, me haría sufrir que desapareciera la primera letra de mi nombre, la que lo hace especial y la que me enfurece que omitan otras "aydes"... nacas


la imagen lo es todo para la causa ;)

Fede Fiesta dijo...

A mi me encanta la h y los acentos. Si por algo.... por el puro valor estético.